domingo, 28 de febrero de 2010

Semana cultural

La semana pasada tuve que dar una charla a estudiantes sobre formación cultural y me vi obligada a concretarme algo práctico para salir de la mediocridad, porque sobre la teoría (lo que les expliqué) no tenía ni media duda. San Josemaría siempre animaba a adquirir toda la cultura que uno pudiera, porque un cristiano, un apóstol necesita preparación para hacer más eficaz su tarea de presentar el Evangelio.
Una de mis excompañeras siempre se reía de mi afición diaria a mirar en el periódico las conferencias del día: a mi sorpresa ante un hallazgo interesante, siempre seguía la cruda realidad de comprobar que el pluriempleo me impedía culminarla. Así que mi deseo viene de lejos, pero los resultados, a pesar del esfuerzo de concreción, no han variado demasiado:

Domingo: exposición sobre las momias -y otras maravillas de la cultura universal- en el Canal. ¡Lo consigo!
Miércoles
: a las 8.20 de la tarde me decido a arañar por fin 45 minutos para ir a la biblioteca, cerrada por obras desde el día anterior.
Jueves: renuncio a comer un sandwich para ir a ver a los impresionistas en la Sala Mapfre, porque alguien tiene que quedarse de guardia.
S
ábado: se anuncia una película y me encuentro con Soy leyenda, un guión apocalíptico plagado de zombis, del que desisto a los 25 minutos.
Después de esta intensa experiencia cultural, hoy que ha salido el sol, ¡me he ido de paseo con una amiga!

domingo, 21 de febrero de 2010

¡Actúa!


El otro día visité una exposición, en un colegio cercano a Madrid, donde podían verse los proyectos que salen adelante con la ayuda de los cooperadores y cooperadoras de la ciudad. Los cooperadores son esos amigos que, sin pertenecer al Opus Dei, colaboran con su oración y su ayuda en muchas actuaciones que se llevan a cabo.
En esa especie de feria que se denominaba Actúa había una veintena de stands con un poco de todo: clubes para jóvenes en distintas zonas, una fundación para ayudar a seminaristas y sacerdotes, un programa de trabajo flexible en el Centro La Loma para estudiantes que quieren o necesitan trabajar a la vez que acuden a clase, un hospital de cuidados paliativos que se llama Laguna... Lo que más me gustó fue la presentación que dio la responsable de la gestión económica de la Obra en esta ciudad. Explicó hasta dónde iba el último euro de los donativos públicos y de particulares que llegaban a esos proyectos. El marido de una amiga, periodista, decía que por fin había llegado la transparencia al Opus Dei. Me hizo sonreír, después de tanto tiempo explicando lo mismo a amigos, parientes, colegas... Creo que habrá que seguir montando ferias para que mejore la comunicación.
En este enlace se puede ver un vídeo resumen.

domingo, 14 de febrero de 2010

La aventura comienza en Corea

Hoy es 14 de febrero, un aniversario que celebramos mucho en el Opus Dei, porque en una fecha como ésta empezó el trabajo apostólico de las mujeres de la Obra y, años después, también en un 14 de febrero, el de los sacerdotes. Siempre pienso en este aniversario con agradecimiento, porque en estos 80 años que llevan las mujeres, las iniciativas se han extendido por muchos países y el mensaje de santificación en el trabajo y las actividades diarias se ha hecho vida en tantas personas.
Pero volviendo a la fiesta, hoy, por primera vez, la celebrarán en Corea, porque hace cinco meses se abrió allí un centro. He encontrado este testimonio de Merce, enfermera, en la web oficial de la Obra. Es una de las pocas numerarias que se ha trasladado a ese país. Siempre me imagino Seul como lo vi reflejado en la película The Host (un poco fantástica, pero muy interesante): una ciudad llena de gente divertida y habladora, pero profunda... así que me ha gustado leer lo que ella misma afirma: "dicen que Corea es como un pequeño pueblo que de repente se ha convertido en un gran país".

martes, 9 de febrero de 2010

Y tú... ¿qué dices sobre el Opus Dei?

Me acaba de enviar una amiga información sobre un vídeo que se llama ¿Y tú qué dices?, que recoge entrevistas sobre el Opus Dei y algunos testimonios de fieles de la Prelatura y cooperadores. Aunque dejo aquí el enlace de la página web, donde se puede ver todo el reportaje, de lo que incluye, creo que lo que más me gusta es el de esta numeraria, excelente pintora, por la sencillez con la que se expresa. Aquí os dejo el fragmento, en versión Youtube, para ahorraros tiempo.

sábado, 6 de febrero de 2010

Ciencia, fe y otras reflexiones

Me ha gustado mucho la entrada Ciencia y fe, las pelucas del cientifismo, que Diego Contreras deja en su web. Nunca me voy de vacío cuando llego a su página. Y en este caso me ha gustado porque hace días que vengo dando vueltas a lo mismo. Cómo la ciencia lleva al conocimiento de Dios, cómo ciencia y fe no se oponen, etc. etc. Así que aquí dejo en inglés una relación de científicos que también han encontrado a Dios a raíz de sus investigaciones o, precisamente por eso, porque creían en un Dios Creador y se metían hasta el fondo en ese trabajo.
Aunque suene curioso, todo esto lo llevaba barruntando desde que conocí a Sonia, una numeraria auxiliar (una de esas mujeres que se dedican principalmente a la atención de los trabajos domésticos de las sedes de los centros del Opus Dei y consiguen el calor de hogar que nos llega a todos los demás), que ahora finaliza sus estudios de Bachillerato. El día que coincidimos estaba comentando las declaraciones de Francis Collins, uno de los responsables del proyecto genoma humano, que en sus investigaciones y en sus pacientes encontró los motivos para creer en Dios. Al oírla hablar no me cupo duda de que quien tiene un interés así, disfruta con la ciencia y sabe ver a Dios detrás de todo, puede muy bien entender la llamada de Jesucristo, aceptarla e integrarla en su vida, aunque solo tenga 18 años.