domingo, 31 de enero de 2010

8 semanas de plancha


Una de mis amigas se quedó sin blanca estas navidades. Con bastante iniciativa, pensó qué regalar a sus hermanos y padres en Reyes. Esa mañana, junto a los zapatos, aparecieron unas tarjetas curiosas, hechas artesanalmente. En la de su madre decía "Vale por 8 semanas de plancha" y había ocho pestañas pequeñas, para ir quitando una cada vez. En la de su padre se leía: "Vale por 8 cenas ricas", porque habitualmente llega a casa desde su trabajo cuando ya han terminado los demás... En la de su hermano mayor decía "Vale por 8 rosarios rezados por ti". Solo había un regalo cuantificable económicamente: un billete de 20 euros para el pequeño, que se iba de viaje a Moscú. Todos sabían que eran los 20 euros que les había dado una tía a cada uno el día anterior.
La verdad es que, puestos a elegir regalos, hubiera preferido cualquiera de los tres primeros.
La foto va dedicada al Real Madrid, que ayer venció al Depor.

2 comentarios:

Dyas dijo...

¡Ajajá, eres madrinista! Estupendo.
Sí, magníficos e ingeniosos regalitos los de tu amiga. Cuando se pone corazón todo sale así de bien, pero cuando nos da el infarto... Here is the problem!

Angi Burt dijo...

Oye, pues cuídate el corazón, no hay que dejar que se pare, aunque vaya lento a temporadas... Siguiendo con el deporte, muchos deportistas padecen bradicardia y les va genial. Y sobre el Madrid, en realidad, admiro a todos los que entrenan, como me decía un corredor de maratón que entrevisté hace tiempo.