viernes, 30 de octubre de 2009

La historia feliz de una numeraria

Hace dos lunes, mientras veía en Telemadrid el programa Madrileños por el Mundo, me topé con Blanca, una numeraria que desde hace unos años está en Líbano. Delgada, sonriente y algo nerviosa, explicaba al periodista que en Líbano trabaja profesionalmente en una ONG dedicada al desarrollo rural, potenciando el comercio y los servicios para elevar el nivel de económico y social de la zona. Blanca vive en Al Tilal, una casa de retiros que está en la montaña, porque su trabajo se extiende por los pueblos de esa zona. En la grabación se la ve hablando francés y árabe, ante la sorpresa del periodista y también mía, saludando a una señora que tiene una especie de taberna, donde vende tortas de pasta amarga, que acude a las clases de contabilidad que imparte Blanca; también aparece pisando nieve en lo alto de una cumbre, o explicando costumbres libanesas. Cuando el periodista le dice al final si piensa volver pronto a Madrid, ella asegura con una sonrisa que allí hay trabajo de sobra... Y el periodista responde ¡se te ve muy feliz! Yo pensé lo mismo.

4 comentarios:

Dyas dijo...

Pues no lo vi ese día, pero sí, estará Blanca tan feliz, claro que sí.

Militos dijo...

Hay personas que llevan la felicidad allá donde van.
Un beso

Antonio González dijo...

He copiado esta noticia en http://www.opusdeialdia.org/200911123072/una-numeraia-del-opus-dei-en-el-libano.html, porque me ha parecido interesante.

Te recomiendo enlazar otras dos webs que pueden gustar a tus lectores
http://opusdeicolegios.org/ y http://opusdeivideos.org/

Angi Burt dijo...

Muchas gracias por los comentarios a Militos, Antonio y Dyas.<