miércoles, 28 de octubre de 2009

Dar buenas razones

El otro día tuve que dar un círculo y hablamos de las pobilidades de incidir en la vida pública. No hablamos de política: he aprendido a no preguntar por esa cuestión a las personas que vienen a los centros y quizá esa autonomía en lo político es lo que me atrajo más al conocer la Obra. Hablamos de tantas posibilidades que un cristiano tiene de incidir a su alrededor, en las clases de la Facultad, en el grupo de amigos, en el trabajo. Una parte muy grande es el ejemplo, la coherencia que intentamos dar a nuestras vidas, pero también se trata de tener argumentos claros y saber explicar los modos de vivir de un cristiano: por qué en un momento optamos por una actuación y rechazamos otra; dar razones de lo que nos mueve a actuar, etc. Al acabar hicimos un resumen: leer, estudiar, asimilar, actuar, hablar. Y, de nuevo salió internet. En la red hay muchos recursos para mejorar la propia formación. Empezando por el Catecismo de la Iglesia y siguiendo por páginas interesantes para ahondar en bioética, filosofía, etc. Ahora que intercambiamos tantos archivos, vídeos, presentaciones, un modo muy sencillo de difundir las noticias y documentos de Benedicto XVI es utilizar la página Pope2you que se ha creado. Un buen descubrimiento.

3 comentarios:

alejops dijo...

Me alegro de que se esté fomentando tanto la cultura en relación a los católicos, porque aún hay gente que parece que tiene una especie de miedo a leer, aprender, dudar si hace falta, afrontar las cosas con fundamentos. Creo que incluso hoy encontramos que la mayoría de las personas con una cultura sólida son católicos, y no es casualidad sino que es la fe la que incita a razonar.

Una página excelente es elsentidobuscaalhombre.com, la conoces?

Angi Burt dijo...

No la conocía y la acabo de visitar. me parece muy interesante. Por cierto, ahí he visto a tu profe Pablo Domingo. Siempre que paso cerca del Moncayo o de San Dámaso, lo recuerdo.
Gracias!

Marta Salazar dijo...

buen post!