viernes, 30 de octubre de 2009

La historia feliz de una numeraria

Hace dos lunes, mientras veía en Telemadrid el programa Madrileños por el Mundo, me topé con Blanca, una numeraria que desde hace unos años está en Líbano. Delgada, sonriente y algo nerviosa, explicaba al periodista que en Líbano trabaja profesionalmente en una ONG dedicada al desarrollo rural, potenciando el comercio y los servicios para elevar el nivel de económico y social de la zona. Blanca vive en Al Tilal, una casa de retiros que está en la montaña, porque su trabajo se extiende por los pueblos de esa zona. En la grabación se la ve hablando francés y árabe, ante la sorpresa del periodista y también mía, saludando a una señora que tiene una especie de taberna, donde vende tortas de pasta amarga, que acude a las clases de contabilidad que imparte Blanca; también aparece pisando nieve en lo alto de una cumbre, o explicando costumbres libanesas. Cuando el periodista le dice al final si piensa volver pronto a Madrid, ella asegura con una sonrisa que allí hay trabajo de sobra... Y el periodista responde ¡se te ve muy feliz! Yo pensé lo mismo.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Dar buenas razones

El otro día tuve que dar un círculo y hablamos de las pobilidades de incidir en la vida pública. No hablamos de política: he aprendido a no preguntar por esa cuestión a las personas que vienen a los centros y quizá esa autonomía en lo político es lo que me atrajo más al conocer la Obra. Hablamos de tantas posibilidades que un cristiano tiene de incidir a su alrededor, en las clases de la Facultad, en el grupo de amigos, en el trabajo. Una parte muy grande es el ejemplo, la coherencia que intentamos dar a nuestras vidas, pero también se trata de tener argumentos claros y saber explicar los modos de vivir de un cristiano: por qué en un momento optamos por una actuación y rechazamos otra; dar razones de lo que nos mueve a actuar, etc. Al acabar hicimos un resumen: leer, estudiar, asimilar, actuar, hablar. Y, de nuevo salió internet. En la red hay muchos recursos para mejorar la propia formación. Empezando por el Catecismo de la Iglesia y siguiendo por páginas interesantes para ahondar en bioética, filosofía, etc. Ahora que intercambiamos tantos archivos, vídeos, presentaciones, un modo muy sencillo de difundir las noticias y documentos de Benedicto XVI es utilizar la página Pope2you que se ha creado. Un buen descubrimiento.

viernes, 16 de octubre de 2009

Una sorpresa en Alcázar

Hace unos días estuve en Alcázar de San Juan. Fui a parar a un centro de formación profesional que se llama El Gamonal, donde se concentran 250 alumnas de la provincia. Se trata de una Escuela de Familiar Agraria, una más de las que se iniciaron hace años en puntos de España, con la ilusión -según me explicaron- de poder alternar los estudios y el trabajo en las zonas rurales y capacitarse para lograr una vida mejor. No me pareció que las estudiantes de allí se dedicaran a la agricultura o a la ganadería, pero ya me aclararon que la oferta de estudios se ha ido adaptando para atender pequeñas industrias o conseguir empleo en el sector servicios de la comarca (guarderías, clínicas, etc.). La directora del centro educativo es una agregada del Opus Dei, licenciada en Ciencias, y me dijo con toda sencillez que lleva cerca de veinte años en esas tierras impulsando la cultura y buscando cómo mejorar el nivel de vida y las expectativas de empleo de las mujeres de la zona.
Los edificios incluyen una residencia, donde viven unas treinta estudiantes de lunes a viernes, y un oratorio. En la conversación me explicó detalladamente los cursos que hacían, cómo buscaban prácticas y establecían convenios y relaciones institucionales y no me quedó duda de su eficacia. Pero lo que más me impresionó fue cómo hablaba del oratorio y del Sagrario, "aquí está lo más importante", decía. No tuvo que detallar que, junto a los ciclos de grado medio y superior, allí se impartía formación cristiana. Viendo su vida, casi no era necesaria la aclaración.

jueves, 8 de octubre de 2009

Vídeo del embrión de 14 semanas

Ayer escuché por la radio a César Nombela, el único voto particular al dictamen del Comité de Bioética sobre la confidencialidad en la reforma de la ley del aborto. Nombela me pareció valiente y convencido. Este farmacéutico y químico, ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), explicó que es contrario al aborto en cualquier circunstancia. "El reconocimiento de la vida de todos, incluidos los no nacidos, es un imperativo ético", dijo. Nombela no tiene dudas de que hay vida desde el momento de la concepción. Por eso tampoco acepta que se "pueda acabar de forma voluntaria" con ella durante las primeras 14 semanas.


Después de ver el vídeo, que la mujer que lleve esa vida sea mayor o menor de dieciséis años es casi irrelevante. No es lógico esperar que quien protege la vida rebaje su compromiso o lo anule a medida que la persona crece. ¿Cómo no ayudar a una menor en un momento tan decisivo? La confidencialidad equivaldría a dejarla sin ayuda.

* El Comité de Bioética avala que el aborto de menores sea confidencial