jueves, 30 de julio de 2009

Defender la vida con hechos

Hace unos días estuve viendo las casas de Hunterwasser. Son un atractivo de Viena y reúnen a muchos turistas. Iba con una médico psiquiatra que vive en España. Al entrar en un centro de información, nos tropezamos con una señora, su hija y un señor que iba en una silla de ruedas muy aparatosa, con respiración asistida, motor, etc. Fue una impresión fuerte porque estar en pleno centro de Viena así, supone mucho esfuerzo tanto de él como de las otras dos personas que le acompañaban. A la salida les preguntamos algo sobre las casas en inglés, no sé nada de alemán, y respondieron con mucha amabilidad. Me decía la médico, "¿Te das cuenta cómo le cuidan? Hay que animar a estas personas que son las que defienden la vida con obras, todos los días, para que no se cansen nunca...". Me pareció muy acertado, porque es muy fácil decir "yo defiendo la vida", pero no es tan fácil empujar una silla de ruedas y llevarte de paseo a un familiar por las calles de Viena a 30 grados, para que disfrute. Me movió su ejemplo y quise darle la enhorabuena a esa señora, pero ¡qué difícil expresarse en otra lengua!, así que saqué una estampa de San Josemaría en alemán donde se explica qué es buscar la santidad en la vida ordinaria y servir a los demás, y se la regalé. La señora se emocionó y me dijo: "¿Escri-i-vá? Ah! Yes! Yes!". Más no pude hacer.

martes, 21 de julio de 2009

Curso de Teología en McDonald's


Hace unos días he comenzado el curso anual. Ya el año pasado expliqué en qué consistía. Los cursos se organizan aprovechando las vacaciones del trabajo, para descansar, que es algo muy necesario, y para aprender. Normalmente el curso lleva unas clases de formación concretas: el año pasado fueron sesiones de Ética y éste de Historia de la Iglesia. La gracia del curso no consiste tanto en el lugar -puede ser una casa de retiros, un centro, unas habitaciones de un pequeño hotel o una casa rural- como en la gente. En los cursos anuales de numerarias coincides con personas con las que no convives habitualmente y se aprende hablando, dando paseos y hasta sentadas en la piscina, si es que hay, claro. La formación, que junto al descanso es parte importante del curso, se podría dar en cualquier parte, pero yo agradezco poder cambiar de aires, dejar la ciudad atrás y desconectar. Este año estoy en Viena, aprovechando que la residencia de estudiantes está vacía estas semanas y está siendo mucho mejor de lo que esperaba. El otro día me contó una austriaca que durante más de dos años ha dado unas clases de Teología en McDonlad's, en la plaza Romania de Bucarest, porque todavía no había centro..., Cuando la camarera la veía llegar, la saludaba y le abría paso hasta la mesa más cercana al enchufe, para que pudiera conectar su portátil... Como se ve, la formación puede darse y recibirse en cualquier parte.
P.D: la foto es de un restaurante de Varsovia... no encontré la de Bucarest.

miércoles, 15 de julio de 2009

Tertulias en México

Me envía una amiga esta invitación para un encuentro con familias que tendrá lugar en México. Se me han puesto los dientes largos, sobre todo en estos momentos de trabajos de última hora... El prelado del Opus Dei, don Javier Echevaría, nos anunció este viaje y nos pidió oraciones. Hace ya muchos años, en 1970, el fundador de la Obra estuvo rezando ante la Virgen de Guadalupe, dejando a sus pies todas sus intenciones, y precisamente eso es lo que nos recordaba en su carta:
"En este mes iré a Alemania, Puerto Rico y México. Acompañadme en la oración que pienso hacer ante la Virgen de Guadalupe, bien unidos a mis intenciones, como hicimos todos con nuestro santo Fundador cuando viajó a México en 1970".
Mañana es la Virgen del Carmen, así que a mi medida, intentaré hacer lo mismo y también os recordaré a todos. La Virgen del Carmen es la patrona del mar y todos somos un poco navegantes ¡aunque sea en internet!

lunes, 6 de julio de 2009

Un buen ritmo para julio



Comienzo la semana, que promete ser muy movida. Después de las penas de días pasados, me propongo enfocar el mes con más esperanza. El sábado pesqué esta canción de youtube. Tiene un comienzo algo lento, pero un ritmo reggae de fondo que me encanta. Bueno, a trabajar o a descansar, según lo que toque. Hoy vuelven las de Moscú y yo salgo pronto para Viena, donde haré unos días de convivencia en una residencia de estudiantes , como tantas otras personas del Opus Dei en estos días, así que lo descansar y trabajar será un fifty/fifty, como dicen los ingleses. Llevo varios temas pendientes en los que quiero profundizar y mañana se presenta la nueva encíclica de Benedicto XVI. ¡Hasta pronto!

miércoles, 1 de julio de 2009

Últimas horas de una numeraria

Ayer estuve en el hospital para ver a Inés, una numeraria de Madrid. Hace un año que lucha contra el cáncer. Parece increíble, pero está en sus últimos momentos, con lo joven que es. Junto a sus padres y sus hermanas, he recordado algunos de los trabajillos que hemos hecho, porque ella ya no hablaba, aunque supongo que de alguna manera seguía lo que decíamos con los ojos cerrados.
Inés es informática, así que era mi consejera favorita para Access y para los atascos de la impresora. Resolvía todo con pocas palabras y una sonrisa suave. Es una mujer deportista y activa, así que le estarán costando mucho estos doce meses que lleva entre quimioterapia y cama. Una de las cosas que conté a su madre es que hace cuatro días, en una de mis visitas, me tomó el pelo por un nuevo trabajillo que me he buscado recientemente, en vista de que sigo sin cobrar una de las colaboraciones (SOS!!!); me decía que qué hacía yo en la sección de Cultura, que me pegaba muy poco... A Inés la echamos de menos todos, también en Leganés, dónde ha trabajado un montón para sacar adelante un club juvenil que han montado algunos matrimonios, el Club Laguna. Allí ha hecho de todo, hasta de entrenador de baloncesto, que le encantaba. Sé que está muy cerca de Dios. Ayer por la tarde, al despedirme, me sentí un poco como el "buen" ladrón (perdón por la comparación), cuando le dije: "Acuérdate de mí".
PD: Falleció a las 11 de la noche.