viernes, 17 de abril de 2009

Ciencia, preservativos y Benedicto XVI

El Parlamento belga ha dirigido una protesta al Papa por sus palabras sobre el preservativo en África, a lo que el Vaticano ha respondido con estupor y dolor. No comentaré más de esto, porque me parece innecesario y cae por su propio peso.
Solo querría aportar que la palabras del Santo Padre sobre el preservativo en África se han recibido y comprendido muy bien en ese continente. Los Obispos de algunos países incluso le han dado las gracias a Benedicto XVI por haber propuesto a todos "con los matices, la claridad y la profundidad la enseñanza común de la Iglesia sobre la pastoral de los enfermos de SIDA".
También miembros de la comunidad científica -esta vez europeos- han apoyado sus declaraciones, reforzando la idea de que el preservativo por sí mismo no es una solución para la epidemia. En el diario Le Monde, varios científicos le respaldan y explican que “el preservativo es la tecnología más eficaz. Pero no la medida preventiva más eficaz".
“No hay ningún país con una epidemia generalizada -han dicho- que haya logrado bajar la proporción de población infectada por el VIH mediante campañas centradas solo en la utilización de preservativos. Los casos de baja de la transmisión del VIH publicados en la literatura científica están asociados a la puesta en práctica de la tríada ABC (abstinencia, fidelidad y utilización de preservativos)”.
Ahora nueve países africanos -que ya repartieron preservativos y no consiguieron bajar su tasa de infección- han puesto en marcha otra campaña centrada solo en la fidelidad, que se denomina One Love. Esos países son Lesoto, Malawi, Mozambique, Namibia, Sudáfrica, Suazilandia, Tanzania, Zambia, Zimbabue y el plan está perfectamente explicado en Aceprensa.
Supongo que los parlamentarios belgas no leen nada de esto... ni de esto.

3 comentarios:

eligelavida dijo...

El magisterio del Papa es impecable y quienes se rasgan las vestiduras son unos demagogos que, como siempre, prefieren manipular antes que decantarse por la verdad. Pero los hechos están ahí. Al final, es la Iglesia quien atiende a los enfermos, discriminados por esta sociedad laicista y permisiva que prefiere seguir regalando condones y cerrando los ojos a la evidencia.

Castilla dijo...

Pues yo pienso igual que eligelavida. La gente está más informada de lo que confiesa, sin embargo, se trata de atacar al Papa y a la Iglesia Católica como sea. Pura demagogia.

Angi Burt dijo...

En realidad mi interés no estaba tanto en la demagogia de los parlamentarios belgas sino en recoger argumentos para los que se acerquen con honestidad a lo que ha dicho el Papa, pero gracias a los dos por los comentarios.