martes, 10 de marzo de 2009

Políticos audaces


Hace unos días leí la noticia de que Ronald Reagan intentó convertir a Gorbachov durante varios encuentros que tuvo con él en los años 80. En realidad, Reagan tenía el convencimiento de que la libertad religiosa era de uno de los valores fundamentales y que si en la entonces Unión Soviética se daba algún pequeño paso en esa dirección, de ahí no se podrían derivar más que bienes para la sociedad rusa.
Reagan hablaba con Gorbachov fuera de todo protocolo, en unas reuniones personales, que sorprendían hasta a sus colaboradores. No era una postura política, una estrategia planificada ni nada por el estilo. Era el resultado de su convencimiento y de su propia fe, que le llevaban a querer para todos -también la numerosa población soviética- esa amistad con Dios de la que él disfrutaba. En un momento delicado de la conversación, Reagan le mostró la carta hallada en el bolsillo de un soldado ruso , que horas antes de un ataque bélico, se encontró hablando a un Dios recién descubierto, sobre el que nunca nadie le había instruido.
Reagan no era un oportunista; la misma actitud la tenía con su propio hijo que, en aquella temporada, había vuelto la espalda a Dios. Algunos podrían pensar que quizá era algo payaso o trágico o que estaba marcado por su vena de actor. Yo prefiero pensar que Reagan era profundamente optimista y por eso mismo audaz. Su actuación me ha recordado el punto 118 de Surco.

6 comentarios:

alejops dijo...

Da pena cuando los políticos ignoran por completo la cuestión sobre Dios, con la excusa de que es un tema ajeno a la política; no se dan cuenta de que, dependiendo de la respuesta que demos a la pregunta ¿existe Dios?, todo cambia radicalmente. Lo primero, el hombre, y por tanto la política.
Por cierto, muy buena la carta del soldado.
Te agrego en mi blog. Saludos

Angi Burt dijo...

Sí, a mí también me ha hecho pensar mucho este modo de actuar. Es un estímulo a repetir la a nuestro alrededor la misma pregunta.

Muchas gracias, Alejops.

Anónimo dijo...

Hola, me alegra que hayas vuelto ya del retiro.
Saludos.

Anónimo dijo...

Quieres echarle un vistazo a mi blog?
http://dyas-castilla.blogspot.com/
¿Qué te parece?

Angi Burt dijo...

Pues lo encuentro muy interesante y ahora me explico más cosas.

Anónimo dijo...

Este blog seguro que te gusta:
http://www.unsacerdoteentierrasanta.blogspot.com/