jueves, 19 de marzo de 2009

Actualizar la vocación

Hay un botón en Windows que se llama actualizar y que me recuerda mucho lo que todos los del Opus Dei hacemos en la fiesta de San José, el 19 de marzo. Ese día actualizamos, renovamos nuestro compromiso cristiano de buscar la santidad.
Casi sobrecoge esta frase de "buscar la santidad", pero en realidad en eso estamos los del Opus Dei, en intentar practicar las virtudes, sobre todo la caridad con todas sus manifestaciones, pero también otras muchas como la justicia, la laboriosidad, la alegría, la fortaleza...
Cuando los matrimonios celebran aniversarios o los trabajadores alcanzan fechas redondas en sus empresas, hay siempre algún tipo de homenaje o reconocimiento de su familia o de sus compañeros. Los de la Obra también celebramos de manera especial esta fecha, que nos recuerda los años que llevamos respondiendo a Dios, que en realidad tomó la iniciativa en la llamada. ¿Cuesta ser fiel un año, dos años? No más de lo que cuesta serlo un día, el día de hoy.
Esta actualización de hoy me recuerda un canción de Peter Gabriel, Solsbury Hill. Sería bonito traducir la letra pero no quiero cansar. Para todos los que hoy renuevan su llamada, Feliz Día de San José.

14 comentarios:

Söderåsen dijo...

Igualmente y un abrazo desde Suecia! Ale

Angi Burt dijo...

Muchas gracias, Ale. Espero que las cosas vayan bien por ahí y que lo de Malmö avance.
Y actualiza el blog de Söderasen si puedes, vale la pena.

Ángel dijo...

Gran verdad dices. Buscar la santidad, ese el fin nuestro y es el que frecuentemente perdemos de vista. Nos resulta mucho más atractivo la infidelidad, esos momentillos egoistas, que decir que sí al Señor. Con el tiempo me he dado cuenta que lo que verdaderamente a uno le cuesta dejar no es el desprendimiento de las cosas materiales, es el desprendimiento de uno mismo, de mi yo y todo lo que pasa dentro de mi: pensamientos, deseos y afectos. Como decía San Josemaría, estamos para servir a Jesucristo.

Pero ya sabes, no soy quién para dar consejos. Lo tiré, ahora se lo que quiere Dios de mi, viviendo este presente. Y perdona por la "charla" y a ver si Ale se anima a actualizar, que ya le he dajado varios comentarios.

SB dijo...

Hola amiga, nunca supe si hiciste aquel retiro espiritual que me contaste en el blog que ibas a hacer.
Bueno, espero estes bien.
Cariños,
SB

Altea dijo...

Nunca se me había ocurrido compararlo con lo del F5, pero es muy certero.

Anónimo dijo...

¿Renovar compromisos cada año? Entonces ¿nunca es como cuando te casas, que es para siempre?

Anónimo dijo...

Una ojeadita a mi blog y asesórame, vamos, please!
http://dyas-castilla.blogspot.com/

Angi Burt dijo...

He pensado algo. Ponme un mail -la dirección está en ver todo mi perfil- y así te contesto en concreto y por esa vía a lo que quieras saber.

Rod the Mod dijo...

A veces pienso en los de casa, entre todos, metiendo al pobre de S. José en aprietos y compromisos con tanto encargo y me hace gracia. Pero seguro que no se le olvida ni uno y el Jefe los escuchará atentamente pues si lo supo obeceder en la carpintería también lo hará en el Cielo.

PD. ¿Habéis leido esa historia de la Capilla de San José -creo que en Santa fe, USA- donde se presentó S. José de incógnito para facturar una escalera de madera que, a día de hoy, sorprende a todos?

Saludos, Rod the Mod

Angi Burt dijo...

Pues, no, Rod, no la he leído, pero me gustaría ¿nos dejas un enlace?
Gracias por tus visitas. Veo que trasnochas...

Rod the Mod dijo...

Saludos a los lectores del blog.
El enlace es http://www.corazones.org/lugares/usa/new_mexico.htm

La haya hecho o no S. José, la historia es bonita interesante.

No tengo blog, sólo doy paseos por la red cuando se trasnocha algún peque y lo duermo en brazos delante del ordenador. Saludos a todos.

Angi Burt dijo...

Muchas gracias. Es una historia curiosa de verdad.

EL OCASO DE OCCIDENTE dijo...

Muchísimas gracias por todo lo que nos cuentas en tu blog, que encontré inopinadamente, navegando por la red.
Un saludo muy cordial,

Rod the Mod dijo...

Llevo "googleando" un ratito y me he enterado de otra que ha hecho San José. Es tremendo, es que las mata callando. No dejará de sorprenderme.

Resulta que también se apareció en las famosas apariciones de Fátima de 1917 bendiciendo a los concurrentes.

P.D. Feliz año nuevo a todos los lectores de tu blog.