jueves, 12 de febrero de 2009

Luces y sombras en el Opus Dei

El otro día estuve en misa en la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles y aproveché para saludar a mi patrona, que de ahí viene mi nombre -Angi- además de ser una preciosa canción de los Rolling, aunque dudo mucho que mis padres pensaran en eso cuando vine al mundo.
Desde hace unos meses en esa iglesia hay una capilla lateral con un cuadro que representa el momento de la inspiración del Opus Dei a San Josemaría. Fue el 2 de octubre de 1928, mientras rezaba en la calle García de Paredes y oía a lo lejos las campanas de esa parroquia. Pero el fundador del Opus Dei no empezó a difundir la llamada a la santidad y al apostolado -ése es el mensaje central- entre mujeres hasta dos años más tarde, el 14 de febrero de 1930. También el 14 de febrero de 1943 hubo un empujón a la extensión del Opus Dei entre los sacerdotes. Así que es un aniversario doble. No soy de grandes solemnidades, pero el calendario me recuerda de dónde vengo y a dónde voy. Los Rollings, en Angie, hablan de las nubes que a veces cubren el camino, con un deje de tristeza. A mí, precisamente, me parece que ahí está la gracia del asunto; en cualquier camino hay luces y sombras, alegrías y obstáculos que superar. Lo pienso celebrar pensando en todos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo piensas celebrar pensando en todos. ¿En mí también?
Pues, ¡gracias!
Saluditos.

Anónimo dijo...

Angi Burt, aquí te dejo otro blog que te gustará:
http://directoraopusdei.blogspot.com/
Es bueno, como el tuyo!

Angi Burt dijo...

Gracias, opositor!

Anónimo dijo...

Come Be My Light
(Buen libro)
Opositor.