sábado, 3 de enero de 2009

Bishara se esfuma

Esto es lo que yo llamo comenzar el año sin peso, desprendida de todo, hasta de lo que ni siquiera es real... Voy a explicarlo, aun arriesgándome a que no se me entienda bien. Ayer tuve una desagradable sorpresa: entré en Second Life, para hacer unas fotos y encontré que mi avatar estaba en un paisaje nevado... a pesar de que lo dejé el 20 de diciembre sentado en una tumbona de Bishara Island. Por más intentos de teletransportarme, no conseguía salir de lugares catetos, llenos de bolas de Navidad gigantes y de nieve artificial donde me encontré sin quererlo. Un mensaje me decía que Bishara ya no estaba disponible.
Hoy buscando entre los blogs de SL he encontrado la respuesta. Dumisani, uno de los monitores de Bishara, decía adios y pedía disculpas. Parece que las deudas han hecho imposible mantener las instalaciones y que ahora toda aquella maravilla en 3D ya no está más que en la imaginación y en algunos documentos visuales. No voy a exagerar la pérdida, porque tampoco le he dedicado muchas horas..., pero tengo que decir que sí he pasado buenos momentos haciendo surf. Quizá esto suene vano, pero Bishara siempre me pareció un pequeño paraíso, parte del Cielo que espero conseguir, así que de momento no cambio el nombre al blog.

1 comentario:

Ángel dijo...

¡El Cielo! a veces perdemos de vista nuestro fin... luego viene lo que viene: sorpresas que nos sorprenden.