jueves, 27 de noviembre de 2008

Cargando pilas en la oración

Dentro de pocos días, el domingo, comienza el Adviento. Hace ya semanas que las tiendas nos recuerdan que se avecinan las fiestas, pero tengo que confesar que ni las figuritas ni el musgo ni los árboles ni los adornos han conseguido conmoverme. Es más, verlos desde el 3 de noviembre me provocaban una pereza tremenda...
Ayer, Benedicto XVI pidió que comencemos a preparar la Navidad con dos sugerencias: oración y apostolado. Me motiva más esto y, además, me ha gustado mucho el orden de las dos cosas, porque salvo que uno se sienta pletórico, el final de noviembre pilla cansado.
El viernes pasado descubrí un cargador de pilas en un armario. Se inmovilizan las pilas por los dos polos, se enchufa el cargador a la corriente y a esperar el milagro de la recuperación. Así que la idea de recargar las pilas en la oración me pilla muy dispuesta. Luego vendrán las conversaciones, ¡preparaos!

viernes, 21 de noviembre de 2008

Rabia contenida


Me envía mi amiga un documento histórico de la excursión del domingo. Mientras la mayor de sus hijas y autora del dibujo estaba investigando entre unos matorrales, apareció un perro bastante agitado... La pequeña decía ¡fuera perro! tímidamente, pero yo saqué la rabia contenida y empecé a dar gritos al chucho, que naturalmente se marchó a buscar socorro en su dueño.
El momento se le debió quedar grabado a la artista, que sonríe satisfecha, no se si de ver mi cara de loca (vaya ojos que me pinta) o de alegría porque el can se largó. La niña dice que esto es el comienzo de un cuento que va a escribir... no quiero ni pensar el resultado. Por cierto, el perro era un perrazo descomunal, no esta birria... Podéis reíros sin problemas.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Y aquí está el premio

A Paloma, le dedico la canción que ha adivinado. Ahora parezco un programa de radio, de esos en los que sortean entradas para los festivales. Como lo de la logística es difícil, dejo simplemente un enlace con botones a Go Ear. Que la disfrutes!!!


domingo, 16 de noviembre de 2008

Rectitud de intención

He estado con una amiga y sus dos hijas haciendo una pequeña excursión. Ha sido un día de confusiones, porque la pequeña chapurrea y cambia las palabras, así que nos hemos reído bastante. Primero decía que vivía en Montecaramelo (quería decir Montecarmelo); después que íbamos en coche a El Cardo (naturalmente era El Pardo) y lo mejor ha llegado en la comida, cuando después de sacar los bocatas, le pide su madre que bendiga y se arranca con el "Jesusito de mi vida". Ahí ya hemos estallado de risa. Pero como lo que cuenta es la intención, lo hemos considerado muy válido.
De San Josemaría he aprendido que lo importante es que al actuar, la intención sea recta, un concepto que se conoce como "rectitud de intención", y que supone obrar siguiendo tu conciencia, sin preocuparte demasiado del qué dirán. Hay un punto de Surco que cuando se embrollan las cosas, en el trabajo o en casa, me produce un efecto infalible. Si alguien tiene curiosidad, lo puede encontrar aquí. Con el Pardo y el punto, se superan muchos líos.
PD: la foto es del lugar, pero no somos nosotras...

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Se rejuvenece mi público

No, no ha sido el subidón por el desastre del Real Madrid (recordemos que soy del Atleti) ni la alegría porque España se sitúe en la reunión del G20, ni siquiera haber conseguido -por fin- la plaza en las clases de tenis..., aunque reconozco que mi encuentro con la raqueta fue memorable y empatamos 2-2 en los cuatro juegos que nos dio tiempo. No, no ha sido nada de eso... ha sido un aluvión de trabajo, coincidiendo con una limpieza general en la oficina, los que me han tenido fuera de combate esta última semana, pero recomienzo.
Además he empezado a dar un nuevo círculo -las charlas semanales de formación- y he tenido que reorganizar el tiempo. Los dos últimos han sido incentivadores. Al primero, además del público habitual, asistió Ignacio (4 meses) que siguió atentamente desde su carro todo el contenido. Ese día hablamos del Plan de Vida -el conjunto de normas de piedad que seguimos los del Opus Dei- y puede que le gustara, porque hoy su lugar lo ha ocupado su hermanita Almudena (año y medio) que no ha dicho ni pío. El tema era ofrecimiento de obras, lo primero que hacemos los de la Obra -y tantísimos otros cristianos- al levantarnos por la mañana: dedicárselo todo a Dios. Hay una canción de Bryam Adams con un estribillo que lo describe perfecto ¿Quién sabe el título? Al ganador se le premiará con unas entradas para la Copa Davis.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Recetas para la crisis

Mientras el Gobierno pone en marcha sus medidas para combatir el paro, hoy voy a ofrecer una receta especial: no llega del FMI ni de la Comisión Europea, pero funciona. Sabía que el fundador del Opus Dei era un buen intercesor para los asuntos laborales, pues en su mensaje uno de los puntos principales es la santificación de trabajo y la vida ordinaria, pero no conocía la existencia de una novena (rezar 9 días) para situaciones de emergencia. Pensándolo bien, es lógico pedir la colaboración de los santos precisamente en aquello en lo que fueron más expertos. Así que aquí dejo la novena de del trabajo de San Josemaría. No sé quién la habrá inventado, pero funciona.
Se puede comprobar en este enlace: un puesto de trabajo que parecía imposible. El beneficiado tiene trabajo y sobre todo tiene un buena amiga que reza por él.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Una fiesta por todo lo alto

Una supernumeraria que conozco dio una fiesta en su casa la semana pasada. Invitó a varios matrimonios. Unos muy amigos, otros menos conocidos. Tenía la ilusión de que saliera bien -después de unas semanas de mucho lío y trabajo- y pensó en montar una fiesta "años 60". Lo tenía todo preparado, hasta la música. Estuvieron bailando varias horas y la verdad es que lo pasaron francamente bien. Al día siguiente -domingo- recibió un mensaje en el móvil, de uno de los matrimonios. El marido le decía: "Hoy he vuelto a Misa después de muchos años. Ayer me di cuenta de lo felices que son los que tienen a Dios".