lunes, 29 de septiembre de 2008

Se acaba el mes





Entramos en la recta final y en dos días se acaba el mes. Voy a tomar impulso con esta canción. Mucho ritmo. ¡Que disfrutéis!

viernes, 26 de septiembre de 2008

Directora general

Entre las supernumerarias que hacen esta convivencia, una me abordó el segundo día. Sabía que me dedicaba a la comunicación.
-Oye, que somos colegas; yo también estudié Periodismo.
-¿Y a qué te dedicas?, le dije tras la sorpresa. Y con una sonrisa, que tardé unos segundos en descifrar, me respondió:
- Soy directora general.
-¿Dónde?
- En mi casa, de mis cinco hijos. El mayor tiene catorce y el pequeño, 6.
Después soltó una carcajada. Eso sí que es un cargazo, pensé. Quizá en otro momento me hubiera costado entenderlo, pero empiezo a mirar esa opción con cierto respeto. Para sacar adelante una casa con cinco hijos y un marido requiere ser una auténtica experta.
Ayer venía en el periódico la noticia de que la ministra británica de Transportes, Ruth Kelly, dejaría su cargo en unos meses para dedicar más tiempo a sus cuatro hijos. Mi enhorabuena más sincera por el servicio que ha prestado como ministra durante estos años. Mi enhorabuena también por su nuevo trabajo de directora general.

martes, 23 de septiembre de 2008

Noche de juerga en Los Rosales

Muy cerca de Madrid está Villaviciosa de Odón y allí, desde 1944, hay una casa de retiros y convivencias del Opus Dei que se llama Los Rosales. No estoy de retiro ni mucho menos. Estoy colaborando en unos días de formación para supernumerarias: lo que se denomina días de convivencia.
En esos encuentros, que son como la puesta a punto anual del coche, se descansa, se aprende, se disfruta y se estudia también. Una amiga mía está preocupada por si algo va mal en mí; qué que hago yo con supernumerarias, me pregunta. Y ya le he aclarado que no, que todo sigue igual -soy numeraria-, pero estos días a mi pluriempleo he añadido la ventaja de convivir con ellas y colaborar en esta actividad. Estoy descubriendo muchas cosas. La más inminente es que en Villaviciosa están de fiestas y tengo los altavoces, al otro lado de la calle. Me espera una noche de juerga...

jueves, 18 de septiembre de 2008

Nuevas tecnologías

Tras muchos años, he cambiado el móvil con los millones de puntos acumulados. Todos le encuentran fallos..., a pesar de ser extraplano, ligero y en colores. A todos les dedico el chiste Forges, dueño del © de la viñeta, que hoy publica la prensa. Me ha venido al pelo.

martes, 16 de septiembre de 2008

Cómo los hijos cuidan a los padres


Esta es la historia de cómo los hijos, también los numerarios, cuidan a los padres o viceversa.
Mi madre se ha caído y ha estado dos días prácticamente inmóvil, y yo con ella. Una acumulación de visitas la semana anterior -mis hermanos aparecen aleatoriamente y sin avisar- le obligó a aplazarme por mutuo acuerdo..., así que el cambio de planes (vivimos lejos) ha resultado ser, como asegura, una intervención de Dios. Una cosa es creer en la Providencia, el cuidado de Dios hacia cada uno de sus hijos, y otra es experimentarla, y mi madre, con la pierna vendada, la ha vivido y yo con ella. Hasta le he tenido que poner una inyección...
Recuerdo que también mi padre, nada dado a la imaginación, me hablaba de la intervención de Dios en la familia en una de nuestras últimas conversaciones. Lo decía por una ocasión apurada -ya habían nacido cuatro de mis hermanos- en la que se enteró de que se quedaba sin trabajo. Mientras pensaba qué hacer y pedía ayuda a Dios, se fue a llenar el depósito de gasolina y allí mismo se encontró a un colega que necesitaba urgentemente contratar ayuda. Más de treinta años después todavía recordaba el hecho estupefacto.
No pienso que la Providencia sea solo cosa de personas mayores. A Ana, una de mis amigas, le encantaba una frase que le cité un día en una clase de formación: "La Providencia es el modo de actuar que Dios emplea para pasar desapercibido". Y aquí dejo más ideas sobre lo mismo de San Josemaría Escrivá.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Una persona feliz



En Perú, Carlos Zambrano, ha escrito un libro que se titula Blanco y los viajes a Barbastro. Lo he descubierto en la página web de San Josemaría. Para la promoción del libro, un amigo, César Dávalos, le ha hecho este microvídeo que circula por internet. El libro no lo he visto aún, pero me imagino que es una historia de amor y dolor, como las que cualquiera experimenta en su vida. La del Fundador del Opus Dei tuvo alegrías y tristezas, pero a mi entender el balance fue positivo. Se consideraba una persona feliz, que trataba de corresponder a su medida a tantas cosas como Dios le había dado. En este punto de Surco, por ejemplo, lo explica.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Valores básicos


Ando corta de tiempo, a pesar de que empieza la semana. Dejo aquí la foto que me envía uno de mis hermanos, tomada en un campo de trabajo en Filipinas. Estuvo allí después de escuchar al Papa en Sydney.
Algunos confunden la honestidad o la honradez con ser tontos. Yo creo que más que tonto para ser honrado hace falta ser fuerte.

viernes, 5 de septiembre de 2008

¿Qué es un santo?

Esta semana he pensado bastante en los santos, personas que han culminado su paso por la tierra y que han amado a Jesuscristo profundamente. Leía un libro de Romano Guardini -Introducción a la Vida de Oración- y entendí mejor por qué la Iglesia los pone como referencia: son ejemplo de identificación con Cristo. Aunque quizá su vida sea muy distinta a la nuestra, siempre podremos aprender de ellos algún aspecto de su manera de vivir la fe y de amar a Cristo. Hay muchas personas en el santoral de los que no conocemos la historia. Vivieron hace siglos, pero su amor a Dios, su caridad, resulta un buen ejemplo de hasta dónde se puede llegar. Conozco la vida de San Josemaría Escrivá y me ayuda su ejemplo. Hace años leí una biografía de John Henry Newman, después cardenal de la Iglesia Católica y ahora ya muy cerca de los altares, y también me ayudó mucho. Era pastor anglicano y, tras una búsqueda honesta en los Padres de la Iglesia, fue llegando, con la razón y la fe, a la Iglesia católica. Me impresionaron su honradez intelectual y su lealtad a Dios. Por ser coherente con su proceso de conversión interior, fue perdiéndolo todo: prestigio, un puesto en la universidad, un modo de vivir acomodado, amistades, etc. pero ganó lo que realmente importa. Como los santos gozan de la gloria de Dios, además de ofrecernos un ejemplo, son buenos intercesores.


lunes, 1 de septiembre de 2008

Discriminación positiva

Antes de cerrar mis recuerdos de Inglaterra quería hablar de una iniciativa en un barrio de Londres que se llama Baytree Centre. Allí, más de cien voluntarias enseñan inglés y las habilidades básicas para la búsqueda de empleo a muchas mujeres inmigrantes con algunas subvenciones y donativos. También acuden jóvenes, desde los 10 años, que pueden beneficiarse de un programa de apoyo al estudio, con tutoras que les explican dudas y les orientan para que no dejen la escuela... Es lo que se llama discriminación positiva.
Beatriz, una de las profesoras, me contó que la última semana de agosto, las de 16 a 18 años, tenían un campamento en una ciudad de la costa. Se hacían la comida y aprendían a convivir. El mero hecho de compartir la mesa era una novedad, pues no estaban acostumbradas a esos encuentros familiares, es decir, normalmente comen cualquier cosa a cualquier hora; comer con otras personas les daba apuro, porque nunca lo habían hecho.
A Baytree acuden mujeres de muchos países y culturas, precisamente porque la mentalidad cristiana que hay allí, como en otras inicaitivas del Opus Dei, es la de abrir los brazos y acoger a todos. El próximo otoño van a tener una gran celebración e inauguran un oratorio. Unas familias españolas regalaron lo necesario para celebrar la primera Misa.