miércoles, 25 de junio de 2008

Fama de santidad de Don Álvaro

Desde hace unos días no dejo de pensar que mañana, 26 de junio, se clausurará en Roma una parte del proceso de canonización de Don Álvaro del Portillo, uno de los tres primeros numerarios del Opus Dei que se ordenaron sacerdotes en 1946. Acaba una parte de la investigación de la diócesis de Roma, ciudad en la que Don Alvaro vivió muchos años, de 1946 a 1994.
Admás de ser uno de los primeros sacerdotes, Don Álvaro ayudó intensamente a San Josemaría en el desarrollo de la Obra y, cuando éste murió en 1975, le sustituyó como Padre. Era inteligente y también tenía muchas virtudes, especialmente destacaba su carácter sereno, pacífico y su sentido del humor algo castizo; era de Madrid. Tenía una visión sobrenatural aplastante y mucha esperanza: lo que se puede pedir a un buen pastor. He encontrado este vídeo en Youtube, aunque personalmente pienso que se queda corto.

No hay comentarios: