viernes, 16 de mayo de 2008

Verdades y errores sobre el Opus Dei

Me plantea Sonia que algunas personas consideran que el Opus Dei es una secta. Podría poner un enlace cualquiera, pero voy a intentar contestarlo con argumentos personales. Como bien saben los que se asoman por aquí no soy teóloga. Los que no lo hacen, lo comprobarán enseguida...
Si por secta se entiende el seguimiento ciego a un líder o unas ideas, y la pérdida de autonomía personal, creo sinceramente que ninguno de los dos elementos confluyen en el Opus Dei. ¿Cómo pensar que hay alguien capaz de controlar a 87.000 miembros en más de 60 países, cuando la gran la mayoría viven en sus casas y con sus familias? Me parece sobrevalorar las posibilidades de una organización.
Si por secta se entiende una entidad separada -en este caso, escindida de la Iglesia- diría que la Obra no ha dado un paso al margen de las "estructuras eclesiales". Por lo que sé, ha trabajado desde siempre en las diócesis y al servicio de la Iglesia particular de cada país; es muy fácil comprobarlo.
PD: Si aún a pesar de todo lo que digo, algún fiel de la Prelatura del Opus Dei se sintiera con poca libertad -eso es algo interior, personal, y podría suceder-, yo le aconsejaría directamente que lo dejara. Siempre he pensado -lo mismo explicaba San Josemaría- que a Dios solo se le puede seguir y amar con libertad.

7 comentarios:

PINTO F.S. dijo...

Supongo que esa tal Sonia es la misma que me dejó varios enlaces sobre artículos "en contra" del Opus Dei, en mi post de los vídeos de Youtube en OPUSDEIALDIA. Se los borré. La tolerencia es cosa para los dos, no solo para ellos.

Te lo dice uno que fue del Opus Dei, y que gracias a lo que la Obra me dió, me sigue dando, la considero como una buena madre que trata muy bien a uno que fue un mal hijo. Pero que ahora se esfuerza.

Para no cambiar el nombre. Soy Ángel de Miblog

Exnume dijo...

¡¡Bien, Angi, bien!! Concisa y contundente. Como sabes, yo pertenecí a la Obra, como explico en mi blog, y me llevo de Ella su Espiritualidad. Como en todos sitios, en la Obra también hay personas que no lo hacen todo bien, pero es importante saber distinguir siempre entre la institución y las personas.
Saludos
Exnume

Exnume dijo...

Efectivamente, Angel, dos no se pelean si uno no quiere y la tolerancia es cosa de dos. Quieren comprensión y son ellos los primeros que no quieren comprender ni amar. En fin, que no se han hecho las perlas para la boca del cerdo.
un abrazo

Yu dijo...

La verdad es que lo de la secta se oye de vez en cuando...yo que he conocido un poco el Opus Dei creo que no es una secta, bueno a no ser que se considere que ser religioso es ser sectario (porque la verdad es que religiosos si son bastante los del Opus)
Por cierto Angi, felicidades, me dijiste que el 20 era tu cumpleaños!!!

Angi Burt dijo...

Pues gracias por feclicitarme, sí que es mi cumpleaños.
Ya veo que el tema (el de la secta, no el del cumpleaños, claro) provoca, pero no me siento aludida, simplemente he querido aprovechar la ocasión para decir lo que pienso. Gracias a todos.

Ángel dijo...

Jajajajaja, pues felicidades.

Rezo todos los días por los que sois del Opus Dei, no lo hago por vuestra fidelidad, sino por vuestra santidad. Lo uno es consecuencia de lo otro, la experiencia me lo dice.

supernumerario sedentario dijo...

¡¡Felicidades!!! Hace mucho que no escribía pero te sigo.