miércoles, 7 de mayo de 2008

Verdades y errores sobre Second Life

Después de pasearme por Second Life he descubierto que en realidad en todas partes te buscan para venderte algo. Ayer me desperté en una escuela de Inglés y, en menos de dos segundos, dos avatares (digo señoritas) me ofrecían clases, me regalaban folletos informativos y me prometían mejorar mi acento en pocas horas. Las promesas son promesas... pero en 3D todavía quedan más en el aire. ¿Cómo arriesgar 500 dólares linden que ni siquiera tengo?
Para consolarme me fui a un edificio artístico donde me ofrecían un concierto de arpa. En Second Life hay cultura, aunque nadie se lo crea. La sorpresa fue mía, cuando vi que la intérprete era yo, que de solfeo solo sé los rudimentos de flauta que me enseñaron en el cole. Pero me dije, "esto es Second life y aquí todo es posible". Por si alguien no se lo cree dejo una estampa del concierto. Las paredes, lo prometo, no se cayeron.

5 comentarios:

Yu dijo...

Angie cuanto tiempo que no te dabas un paseo por Second Life, me alegro de volver a verte.

Angi Burt dijo...

Lo mismo digo; pásate tú también. Hoy estuve en Caledonia, el mismo tren, el mismo estilo... tenemos que quedar y divertirnos un poco en el barco de vapor.

pregunta, si algo queda dijo...

Enhorabuena por tu blog y gracias por enlazarme.

Jose dijo...

No es por nada pero me extraña ver a una persona del Opus Dei en Second Life porque normalmente teneis fama de cerrados y reticentes a los avances, ¿hay mucha gente del Opus en Second Life? ¿puedes entrar cuando quieras?

Angi Burt dijo...

Pues supongo que habrá muchos del Opus Dei, un poco frikis, claro y con buena conexión, porque si no te quedas colgada a cada minuto. ¿Tú estás también en SL? ¿Cuál es tu avatar?