viernes, 9 de mayo de 2008

Rosario con turbo

Hace unos meses le regalé a mi madre un reproductor de CD que compré en una tienda de mayoristas. Quería remediarle un problemilla: desde que murió mi padre el rezo del Rosario, sin acompañante, se le hace costoso. El aparato, claro, iba aparejado de un CD grabado con el Rosario, que conseguí en el último minuto antes de ir a verla. El disco no era una joya, era más bien "made in Spain" y grabado por dos colegas con el mismo problema. No sé si sería por el estrés de Madrid, pero lo rezaban con cierto ritmo... Mi madre, muy contenta, comenzó a usarlo desde el primer día. En otro de mis viajes me pregunta: "oye, ¿este Rosario no tendrá un misterio más corto? Debo confesar que la autora ya me había avisado que tenía algún "defecto de fabricación" y había un pequeño salto en el cuarto misterio...
Cuando ya iba a empezar a disculparme y prometerle otro CD mejor para el siguiente viaje, me dice muy tranquila: "No te preocupes, no creo que a la Virgen le importe nada que lleve alguna avemaría menos".

No hay comentarios: