jueves, 6 de marzo de 2008

Cibervigilancia

Me escribe Yu que últimamente el blog parece el teléfono de la esperanza y que ella, que sigue escayolada, ya tiene bastante con su parálisis temporal. Como no quiero perder ni un solo lector (de momento no me he lanzado a la publicidad, pero en cuanto me lance dejo el trabajo y vivo del cuento, digo, del blog) trataré de hacerle caso y escribir cosas más alegres; de mis viajes por SL o de mis descubrimientos en la red aunque últimamente pasear por internet es aburridísimo: la red está sobresaturada pero muy aburrida. En estos días han nacido millones de blogs... de política y no hay nada tan aburrido -para mí- como la política. En cualquier caso, no puedo quejarme, vivo en un país donde me dejan pasearme y publicar con libertad; no es así en todos los lugares. La noticia que leo en Periodistas 21 me deja congelada. Dejo el mapa no vaya a ser que alguno de mis lectores en esos países se enfrente a una condena por seguir mi blog. Si pincháis sobre él, se ve mejor. Y Yu, prometo que será la última noticia desgraciada. Aunque hay una buena noticia, en casi ninguno de esos países hay centros del Opus Dei (uno de los requisitos para que el Opus Dei vaya a un país es que haya libertad) así que mi futuro de momento no está por aquellos lares.

No hay comentarios: