viernes, 5 de octubre de 2007

Supernumeraria


Marta ha venido al mundo. Hace ya tiempo que mi amiga esperaba este momento y por fin se ha hecho realidad. Después de un pesado embarazo, con diversas complicaciones, el parto ha sido sencillísimo.

Mirando a Marta, pensaba en el milagro de la vida y pensaba también en su suerte: tendrá otros tres hermanos con los que jugar. Luego, viendo la alegría de sus padres he entendido el porqué de esas cuatro muestras de la confianza de Dios.

Al despedirme, mi amiga me ha susurrado al oído que ese mismo día se cumplían 10 años de su incorporación al Opus Dei como supernumeraria. El milagro de Marta es, en realidad, el milagro de la vocación cristiana vivida en el matrimonio. ¡Enhorabuena!

No hay comentarios: