sábado, 13 de octubre de 2007

José Martín contra Goliat, digo Google

Llevaba días queriendo escribir sobre José Martín, el jubilado de Móstoles que ha conseguido "doblegar" a Google y obligar a Youtube a retirar unos vídeos en los que unos desconocidos se mofaban de su hijo esquizofrénico. Por si alguien ha estado toda la semana en Second Life -o vidas virtuales paralelas- y no ha leído los periódicos ahi va la noticia.
A pesar de lo triste del tema y de lo triste que resulta siempre acabar en los tribunales, me parece una buena noticia. La red nos da infinitas posibilidades, nos facilita la vida, el trabajo y la información. Nos ayuda a comunicarnos y tenemos la libertad de expresarnos, colgando lo que queramos ¿lo qué queramos? Es la barrera de siempre: libertad y responsabilidad y mi libertad limita directamente con la libertad de mi vecino. Y si no sé "autocensurarme" (y no abusar de la libertad de internet para insultar, para engañar, para plagiar, para piratear, para colgar un video deleznable) tendrán que limitarme desde fuera. Y no me valdrá la excusa de "esto es la libertad de expresión y el que no quiera que no mire". A José Martín no le valió y gracias a su constancia -y al cariño por su hijo- consiguió doblegar al gigante (sí, a mi querido, por otra parte, Google).
Dejo un enlace a una homilía de San Josemaría, el fundador del Opus Dei, sobre el tema: La libertad, don de Dios es una de mis favoritas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La realidad supera a la ficción, sobretodo en Google