viernes, 21 de septiembre de 2007

Numeraria en Moscú


Hoy se produce un acontecimiento importante. Desde esta mañana varias numerarias del Opus Dei viven en Moscú, a donde han llegado para trabajar y poner en marcha algunas iniciativas apostólicas en Rusia. Llevo mucho tiempo esperando este momento y rezando porque este sueño compartido se realice.
Mi simpatía hacia Moscú -aunque supongo que el dato es intrascendente- comenzó cuando leí la novela Icon (en español, El manifiesto negro) de Frederick Forsyth, y disfruté frenando, al lado de Jason Monk, un agente de la CIA, a un grupo pseudo-nazi con muy malas intenciones. Más tarde conocí a un escritor -Evgeni Pazukhin- que, sin que nadie se lo pidiera, se propuso traducir al ruso las obras de San Josemaría. Sus argumentos me hicieron pensar en la necesidad espiritual que tanta gente sentía: algunos libros ya van por la tercera edición.

En Moscú ya hay algunas actividades del Opus Dei, pues hasta ahora se viajaba desde Finlandia para dar clases de doctrina católica y procurar que algunos fieles del Opus Dei, que vivían allí, pudieran recibir formación. En agosto, por ejemplo, hubo retiros espirituales, en uno de ellos participó una veintena de mujeres. Ahora todo será más fácil... aunque en un territorio tan grande se trata de sembrar a diestro y siniestro a todo aquel que quiera saber algo de Dios.

Mientras las mujeres del Opus Dei sobrevolaban territorio ruso desde su avión, yo me he acercado a la Plaza Roja -hablo de Second Life, claro- y he querido meterme en su pellejo y prepararles el camino desde aquí, a la vez que volaba (aunque no lo parezca) alrededor de las cúpulas.
¡Bienvenidas! ¡Por fin!

1 comentario:

Yu dijo...

Qué susto, creí que te habías ido a Moscú a vivir, aunque en realidad las ventajas de SL es que da igual donde vivas en la vida real...
No debe ser nada fácil lo de irse a vivir a otro país ¿qué hacen los del Opus Dei cuando se cambian de país? ¿Trabajan, estudian? ¿Las que se han ido saben hablar el idioma? Ya me contarás.

Ah y otra cosa, no consigo escuchar la canción, el enlace me lleva a una página pero a partir de ahí...