viernes, 10 de agosto de 2007

Por... fin de semana


Ya es viernes. Me gustan los viernes y los lunes porque son principio de algo: el lunes, de semana y el viernes... de fin de semana.
Estamos muy pocas numerarias en mi centro. Casi todas están haciendo su curso anual, que es una convivencia donde además de descansar, leer, hacer deporte, ponerse morena (o a la sombra que hay gente para todo), etc se aprovecha para dedicar un poco más de tiempo a cuidar la vida espiritual y la formación (con clases de filosofía y teología, entre otras cosas). Las que quedamos nos dividimos para atender las diferentes actividades (charlas de formación cristiana a señoras y madres de familia, retiros espirituales, alguna conferencia...) repartirnos las tareas de la casa (ahora que no tenemos administración, ya hablaré otro día de una de las mayores joyas del Opus Dei) y, por supuesto, trabajar cada uno en lo nuestro y pasarnoslo bastante bien en los ratos libres, que en verano son un poco más abundantes.

No hay comentarios: