domingo, 12 de agosto de 2007

Los riñones de Rodrigo

Ayer estuve con mi hermana y mis sobrinos, dos enanos graciosísimos, especialmente el mayor, Rodrigo, que ya se comunica con el "exterior", tanta comunicación que acaba mareando a mi hermana que algunas noches escucha como la criatura se cuenta a sí mismo cuentos para dormirse.
El caso es que estábamos en la piscina, Rodrigo se quejaba de que le dolía la garganta pero mi hermana no le hacía ni caso. Yo estaba un poco sorprendida, tengo a mi hermana por una madraza y aquello me estaba pareciendo el colmo de la descomplicación y el despego, ¿estaría presenciando en mi propia familia un caso de maltrato? Hasta que se lo comente a ella: Oye Marta, que el niño dice que le duele mucho la garganta. Entonces presencié un diálogo lleno de sabiduría materna: "Rodrigo, hijo ¿te duelen los riñones?" El niño, desconcertado, preguntó "¿dónde están los riñones?" Mi hermana los señaló y mi sobrino muy serió sentenció "pues entonces también me duelen".
Claramente, me ha salido un sobrino hipocondriaco.

4 comentarios:

Yu dijo...

Tienes un sobrino genial, Angi. Oye, me alegro de que hayas ido a la piscina y de que hayas salido con tu hermana... Los del opus teneis mala fama en eso de estar con vuestra familia... Ya me parecia a mi que tan estricto no podia ser. Por cierto ¿Cómo está tu madre? ¿Cómo haces para cuidarla desde que murió tu padre?
que no pases mucho calor este agosto!
Yu
PD: dime si quedamos en SL, para darnos un garbeo.

Anónimo dijo...

Oye ¿por qué no cuelgas ya fotos en el blog? Está un poco aburrido.

Angi Burt dijo...

Yu, gracias por entrar en el blog. Si, el sobrino es un punto. Para cuidar a mi madre, como te conté aquel día en el sitio italiano que encontramos, nos organizamos como podemos. Es una suerte tener hermanos, y sobre todo que este Marta y los pequeños salvajes que son los que más entretienen a la abuela. Nada suple a un marido pero por lo menos ayuda.

Angi Burt dijo...

Gracias por la sugerencia, seguiré colgando fotos